Especialistas plantean necesidad de contar con regulación clara en derechos del consumidor de energía

Compartir Publicación:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

El tema fue abordado en el marco del Diálogo ACEN “Los desafíos de la comercialización de energía en 2022”.

Santiago, 8 de abril de 2022

Fuente: Revista ELECTRICIDAD

¿Está el mercado chileno en condiciones para una profundización de la comercialización? Esta fue la pregunta que comenzó el intercambio entre los panelistas del Diálogo ACEN “Los desafíos de la comercialización de energía en 2022”, que se llevó a cabo el 6 de abril.

El contexto lo otorgó la presentación del profesor Rodrigo Palma, titular del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Director del Centro de Energía de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, en la cual expuso que, en momentos en que el país experimenta desafíos como el cambio climático y la transformación energética, tiene sentido la existencia del comercializador de energía como un actor adicional que contribuya a enfrentar esos retos. Además, enfatizó que el gran ausente de la industria es la demanda, el consumidor final, que debe ser más activa. “Si entendemos la comercialización hacia una articulación de la demanda, creo que la sociedad necesita eso. Esta es la herramienta, activar al consumidor final”, comentó.

También coincide otro de los panelistas, Javier Bustos, Director Ejecutivo de la Asociación Gremial de Clientes Eléctricos No Regulados, Acenor A.G., quien señaló que “estamos viviendo hoy día una transición energética que está cambiando la institucionalidad entendida como las estructuras que siempre han acompañado el desarrollo del mercado energético y están crujiendo esos antiguos diseños que estaban pensados para el consumidor pasivo, para una matriz de generación centralizada, para los combustibles fósiles. Si vamos a tener éxito en esta transición energética, es necesario poner el foco en el usuario de energía y necesitamos mercados competitivos que lleven nuevas tecnologías, de generación renovable, y precios competitivos a los usuarios finales”.

Por su parte, Andrea Kuster, Coordinadora Legal de Ecom Energía, indicó que “éste es el momento de tomar decisiones en línea con el cambio climático, con una propuesta de descarbonización, y el comercializador es un agente que va a existir para poder apoyar el sistema en la inserción de energías renovables y entregar también más conocimientos y herramientas al consumidor que hoy día está muy amarrado. No tiene opciones de precios, de tipo de energía, de bloque horario. Todo eso lo podemos empezar a trabajar con la figura del comercializador”.

Según Kuster, la instauración de la figura del comercializador es un proceso complejo que va a involucrar cambios regulatorios profundos importantes y que hay que diseñar de una forma cuidadosa. “Pero tenemos la posibilidad de ir profundizando la comercialización con la rebaja en la potencia que es algo que hoy día ya la ley nos permite hacer. Un cliente libre ya no solo es una gran minera, nuestro cliente libre hoy es una universidad, es una clínica o una empresa agrícola”, explicó.

En tanto, Bustos también destacó que el límite de la potencia es algo que hay que revisar. “Sería muy útil tener una buena evaluación de cómo les ha ido a los clientes libres que han optado por pasarse de regulado a libre. Cuando uno habla con la mayoría de ellos están muy contentos con el cambio. Sí es importante que los mercados energéticos sean competitivos y que los precios que terminamos pagando los clientes sean los eficientes, los que correspondan y para eso sirven los mercados de comercialización y por eso se han difundido en el mundo”, dijo el director ejecutivo de Acenor.

La segunda pregunta de la conversación fue ¿cuáles serían las modificaciones regulatorias mínimas necesarias para esta profundización de la comercialización? Al respecto, Eduardo Andrade, secretario ejecutivo de ACEN y moderador del diálogo en esta oportunidad, comentó que “en la asociación hemos detectado la necesidad de la separación estructural entre la distribución y la comercialización para que exista una competencia abierta y justa. Habiendo separación estructural, el gestor de la información ya no es tan necesario porque la empresa de distribución, encargada de administrar los activos de distribución, puede hacer el papel de gestor de la información”.

Una proposición interesante surgió de la panelista Andrea Kuster respecto a los derechos de los clientes que consumen energía. “Creo que es super importante que podamos tener una regulación que sea clara y concisa respecto a esos derechos, hoy día eso está un poco difuso. Los clientes se ven con interrupción de suministro, hay compensaciones que deberían llegar y se demoran. Hay clientes que solicitan, por ejemplo, un aumento de potencia en su instalación y los plazos de atención se extienden demasiado por razones que muchas veces no se tiene claridad objetiva de cuáles son. En esa perspectiva, tener tal vez un reglamento del consumidor de energía que pudiese consolidar todas esas responsabilidades y derechos que tendría que venir asociado a un mecanismo de resolución de conflictos que sea oportuno, sería una buena idea”, puntualizó.

Ver nota publicada en Revista ELECTRICIDAD